El cambio de la CMT sigue generando polémica

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, José Montilla, ha querido zanjar la polémica generada con el cambio de la sede de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) a Barcelona, asegurando ante el Congreso de los Diputados que el Gobierno puso hace cinco meses un abanico de posibilidades para ayudar a la CMT en el proceso negociador con sus empleados. Claro y rotundo, Montilla ha señalado que es éste organismo el que debe adoptar las medidas necesarias para el traslado, lo que conlleva negociar las condiciones con los trabajadores, reprochando la falta de acciones al respecto por parte de la CMT y “la ausencia de dirección”. El titular de Industria subraya además que, lejos de iniciar un proceso negociador, la CMT “ha optado por el silencio ante el Gobierno y ante los trabajadores, lo que ha incrementado el malestar y la incertidumbre”.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers