El 60% de los pagos serán electrónicos en el año 2010

Según el informe elaborado por Firma de Información

La irrupción de las nuevas tecnologías ha provocado una verdadera revolución en el sector de los sistemas y medios de pago. Tarjetas multiaplicaciones, pagos a través del teléfono móvil, ordenadores del tamaño de un billetero, monederos electrónicos, etc. se han convertido en nuevos instrumentos de pago que propician un sinfín de productos y servicios para un negocio que crece entre un 20 y un 25 por ciento al año, y cuto incremento continuará en progreso a pesar de la fuerte implantación del dinero en metálico. Así lo afirman los datos recogidos por el informe “La Revolución de los Medios de Pagos. Gestionando los pagos en la economía tradicional y en la Nueva Economía” elaborado por la compañía Firma de Información, dedicada a ofrecer servicios de información y análisis para directivos empresariales y de la banca. Segun este documento, el 60 por ciento de los pagos electrónicos serán efectivos a partir de 2010 y, aunque el proceso de transformación será costoso, esta forma de pago llegará a consolidarse. En la actualidad las transacciones electrónicas suponen el 25 por ciento de los pagos que se realizan en todo el mundo, según la firma, por lo que el crecimiento esperado para 2010 supondría multiplicar por algo más de dos este porcentaje en unos 9 años de lo que se deduce que las monedas y billetes –el efectivo- continúan siendo el medio de pago más importante para las transacciones cotidianas y lo seguirá siendo a corto y medio plazo. De acuerdo con el informe, en este proyección tendrán mucho que ver las tarjetas. En este sentido, señalan que España será el país europeo donde más se desarrolle el mercado de tarjetas, tanto de crédito como de débito, el resto de los países europeos no irán muy rezagados en cuanto a la implantación y desarrollo de todo tipo de tarjetas, como prepago, de empresa, de marca compartida, de fidelización, etc. Otras posibilidades, como el acceso a las redes informáticas, el pago electrónico securizado por Internet o las tarjetas multiaplicaciones ligadas a la telefonía móvil, están igualmente llamadas a multiplicarse en el transcurso de los próximos años. En cuanto al mercado europeo, las estimaciones apuntan a que el mercado europeo representará cerca de 295 millones de tarjetas inteligentes de aquí al 2004. El pago a través del móvil De acuerdo con este estudio, el teléfono móvil en el mercado europeo ha dejado de ser un mero instrumento de comunicación para convertirse en algo mucho más importante: una herramienta de trabajo que incorpora múltiples contenidos y permite realizar operaciones financieras. Entre dichas operaciones destaca su función como medio de pago, una cualidad que se considera básica para el futuro de las telecomunicaciones y, en consecuencia, un buen negocio para las compañías. Todos los sectores relacionados con la nueva economía y especialmente las tiendas virtuales son los que con más rapidez adoptarán el sistemas de pagos a través de terminales móviles. En general, el móvil se configura como alternativa a los medios de pago existentes en Internet, y en cualquiera de los sectores que tengan problemas a la hora de realizar pagos y cobros, si bien no se espera una rápida implantación en las tiendas físicas, según la citada firma. Pagos en Internet Sin embargo, los pagos a través del teléfono móvil todavía no han alcanzado el nivel de desarrollo necesario para convertirse en habituales debido a dificultades como que la tecnología utilizada aún no ha llegado a la fase de estabilización, sobre la que se puedan desarrollar soluciones comercializables a medio o largo plazo. Las tarjetas tendrán, sin duda, un papel protagonista en el pago a través del móvil. En lo que se refiere al pago a través de internet, hay que señalar que el comercio electrónico está abriendo el negocio de los medios de pago a nuevos competidores, y los bancos deben responder rápidamente a esta emergente amenaza. Explotando los bajos costos y los estándares abiertos de Internet, estos nuevos jugadores pueden ahora obtener información valiosa de los consumidores de los datos de las transacciones y utilizarla para establecerse en áreas tradicionalmente reservadas para los bancos. Compañías de software y de hardware, así como operadores de telefonía, detallistas on-line y grandes cadenas de supermercados, son algunos de los importantes rivales que se han incorporado a este campo. Ellos entienden que si logran establecerse en el negocio de los pagos electrónicos –generando y ejecutando pagos y ofreciendo garantías y servicios- dispondrán de información valiosa sobre las necesidades financieras y de crédito de los clientes.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers