Departamento de informática de Valeo

Alquilar, la otra opción

El alquiler como opción es la apuesta que Valeo Embragues, una de las filiales españolas de la multinacional francesa ha elegido para su instalación informática.

Alquilar los equipos en lugar de comprarlos permite, entre otras cosas y según los responsables de esta decisión, tener en todo momento la última tecnología disponible en el mercado y cambiar o aumentar la configuración de los sistemas sin problemas. La factoría, ubicada en Fuenlabrada, ha apostado por IBM como suministrador de sus sistemas de información, y ha firmado con el Gigante Azul un contrato que comprende no sólo el hardware, sino el software y el mantenimiento y cuya duración media es de cuatro años.

Organizada en base a ramas, la multinacional Valeo cuenta, en estos momentos en nuestro país con distintas factorías, dedicadas cada una de ellas a la fabricación de una de las partes que componen un automóvil. El caso que nos ocupa se refiere a Valeo Embragues, cuya factoría se encuentra situada en la localidad madrileña de Fuenlabrada.

Al igual que sucede con la organización general en la que cada una de las ramas es completamente autónoma en su funcionamiento, también en el campo informático funciona de forma independiente.

"A nivel informático", señala José Luis Cortés Director de Informática de Valeo Embragues, "tenemos una organización similar a la que existe en toda la corporación. Ello quiere decir que contamos con nuestra propia dirección de informática aunque ello no es óbice para que las directrices bajo las cuales funcionamos, sean de grupo, es decir, vengan desde Francia".

En el aspecto informático, Valeo cuenta con una Dirección de Informática que está situada en París, y que es la que dicta las normas en cuanto al software y el hardware que deben utilizarse aunque, como señala José Luis Cortes, "sus decisiones no son ejecutivas, se siguen o no en función de las necesidades de cada división, aunque lo cierto es que en el 95 por ciento de los casos son totalmente razonables y además nos permiten beneficiarnos de las sinergias generadas en el grupo, sobre todo en lo que se refiere a las compras".

Tres niveles

Tres son los niveles en los que se encuentra dividida la informática dentro de Valeo; informática de gestión, industrial y departamental. La primera de ellas es la que se ocupa de toda la parte administrativa y de la gestión de la producción, que ya está plenamente mecanizada. La parte de informática industrial que controla todos los robots que están instalados en la empresa así como los sistemas de CAD/CAM, y en tercer lugar, la informática departamental que se refiere al mundo ofimático, con la incorporación del correo electrónico, etc."El grupo a nivel internacional", señala José Luis Cortés, "es el que da las orientaciones sobre qué tipo de hardware hace falta en cada una de estas áreas".

Un poco de historia

Si nos remontamos ocho años atrás, Valeo contaba con un sistema 4381 de IBM, sin embargo, los cambios tecnológicos y sobre todo las nuevas necesidades de la empresa hacen que en Europa se planteen, a finales de los 80, la necesidad de migrar hacia plataformas estándar y las distintas filiales apuestan por una migración hacia sistemas AS/400 de IBM. En España fue hace seis años cuando se plantearon la conveniencia de cambiar de sistemas.

"En esos momentos", afirma José Luis Cortes, "teníamos que decidir si cambiábamos a un equipo 3090 o a un AS/400. Nuestro volumen no justificaba el cambio a tecnología 3090, y además la gran potencia que ya tenían los AS/400 nos inclinó definitivamente por estos equipos".

El cambio de entorno informático supuso también una reducción del departamento de informática, sin embargo, como señala su máximo responsable, "esta reducción no fue traumática, pues casi todo el mundo que estaba en el departamento encontró otro puesto de trabajo, o bien dentro de la casa o fuera, sin embargo, sí fue difícil pues significaba el cambio de una tecnología a otra, y sobre todo un cambio en la mentalidad de la gente, pues no es lo mismo la filosofía de trabajo con un 3090 que necesita detrás todo un equipo de explotación, que con un AS/400 que es una máquina totalmente desasistida".

La decisión que se toma es la de instalar un AS/400 modelo D60, sin embargo, la característica que hace esta instalación particular es que en ese momento, no se lleva a cabo la compra de la máquina sino que se decide alquilarla a IBM.

Alquilar mejor que comprar

"Desde el momento en el que instalamos este equipo apostamos por el alquiler. Esta ha sido una decisión mitad financiera mitad informática", afirma José Luis Cortés, "porque personalmente no me gusta comprar, pues cada vez que tienes que hacer una actualización o un cambio de instalación tienes que luchar con tu dirección financiera para conseguir el presupuesto necesario. Sin embargo, si alquilas, lo que debes pagar mensualmente no es mucho más que si financias la compra, y además tienes la posibilidad de ir creciendo, de estar siempre en las últimas tecnologías, porque la compra te ata, y además gasta tu presupuesto anticipadamente".

En Valeo Fuenlabrada se ha seguido la política, no sólo de alquilar los equipos, el hardware, sino también el software. "Hacemos un contrato fijo a tres o cuatro años y pagamos un plazo por todo, es decir por el hardware y el software, así como por el mantenimiento, cuando el contrato vence, podemos cambiar de máquina sin problemas. Hasta ahora en realidad lo que hemos hecho ha sido ir aumentando la capacidad de la máquina, ir cambiando de modelo pero en ningún momento nos hemos planteado cambiar de suministrador".

En el AS/400 está instalada la parte más importante de todo el sistema informático, la gestión de producción, que ha sido, en palabras de su responsable, "la parte que más nos ha costado introducir". El suministrador elegido para llevar a cabo el desarrollo de todo este sistema fue Arthur Andersen, con su solución Macpac. El instalador de la solución fue Andersen Cosulting, "por la experiencia que teníamos en este campo y sobre todo por la necesidad de que todo funcionara desde el principio, les exigimos un marco muy cerrado de actuación e hicimos un presupuesto concreto. Fijamos las fechas límite en las que tenía que estar terminada la implantación, y se cumplieron. Estuvimos año y medio trabajando con Andersen Consulting e IBM y lo cierto es que nos han ayudado a formarnos en el producto, a instalarlo, parametrizarlo según nuestras necesidades".

Necesidades actuales

Todo este sistema ha estado funcionando en la compañía en los dos últimos años, sin embargo en este momento las necesidades de Valeo han crecido. "Cuando venció el contrato de alquiler que teníamos con IBM", señala José Luis Cortes, "aunque estábamos encantados con la máquina decidimos dar un salto importante en dos aspectos, por un lado en potencia de máquina que aunque todavía no era tema preocupante, si podía plantear problemas en un corto espacio de tiempo, y de otro, la capacidad del equipo, donde si teníamos serios problemas, sobre todo en lo referido a seguridad de datos".

"Por todo ello", continúan Cortés, nos decidimos por un equipo Power PC, sin embargo, como en ese momento, estos equipos todavía no estaban disponibles, seguimos las directrices que nos marco IBM, migrando hacia una máquina CISC, que representaba una incomodidad para nosotros aunque relativa, pues nos ha obligado a pasar por dos sistemas operativos independientes, pero hemos ganado en seguridad".

El paso de los sistemas antiguos a los nuevos se realizó en enero del presente año, y en junio se instaló el AS/400 modelo 510 bajo Power PC definitivo con la versión 3.6 de su sistema operativo. "El cambio de todo el sistema lo contratamos con IBM", afirma José Luis Cortés, "no sólo de la máquina sino del software, el sistema oper

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes