Compaq licencia su tecnología de procesadores Alpha a Intel

Quedará integrada en la familia Itanium en 2004

Compaq e Intel han alcanzado un acuerdo según el cual el fabricante de equipos informáticos licenciará a Intel su tecnología de procesadores Alpha, en la que basa todas sus plataformas de servidores de 64 bits. La arquitectura Alpha, integrada tras la adquisición de Digital en 1998, es uno de los valores diferenciales de la oferta de Compaq y tras esta operación quedará totalmente integrada el la segunda generación de procesadores Itanium. Un proceso que, según establece el pacto, quedará completado a finales del año 2004. Además de la integración gradual en Itanium otro de los fines que persigue Intel con esta transacción es consolidar su presencia en plataformas de servidores críticos de gama alta, sobre todo Unix, donde Compaq cuenta con una sólida base instalada. Integrar Alpha en la platforma Itanium supondrá, de acuerdo con Santiago Cortés, director general de Compaq en España, “el establecemiento del estándar futuro de las arquitecturas de 64 bits”. Según los términos de alianza, la integración de ambas plataformas quedará completada en el año 2004 en el que la línea de procesadores Alpha dejará de comercializarse quedando totalmente integrada su tecnología en las siguientes generaciones de Itanium. Así lo recoge el comunicado hecho público por ambas multinacionales, en el que se señlala que, “está previsto que para el 2004 Compaq haya consolidado toda su familia de servidores de 64 bits en la arquitectura de microprocesadores Itanium”. Esto incluye todas las plataformas de misión crítica de la compañía, a saber, los Himalaya -heredados de Tandem- y los AlphaServers. La reducción en el precio de los equipos como consecuencia de la colaboración Intel/Compaq, ha sido uno de los aspectos más destacados por Cortés. quién ha destacado así mismo que, de esta forma, “se asegura la perdurabilidad de la arquitectur Alpha”. Para Compaq continuar con el desarrollo de Alpha hubiera supuesto una fuerte inversión en I+D, por lo que los precios se habrían visto elevados notablemente. Por el contrario, unir sus fuerzas con Intel para el desarrollo de procesadores basados en tecnología conjunta reducirá, lógicamente, el coste de estas plataformas para el usuario. En este sentido, Cortés señaló a su vez que hasta que estén disponibles estos sistemas en el año 2004, Compaq continuará lanzando las versiones previstas de Alpha (la V6.8 y la V7) en cuyo desarrollo ya entrará a formar parte Intel con su tecnología Itanium. De esta forma, y de acuerdo con Cortés, “la siguiente versión de Alpha será ya Itanium”. En cuanto a la continuidad y las actualizaciones, Cortés se mostró firme y aseguró que, “están totalmente garantizadas para los actuales clientes de las plataformas de servidores de Compaq, por lo que éstos no deben temer por sus inversiones que, por el contrario, se verán reforzadas”. Asimismo, comentó que la disponibilidad y la compatibilidad de todas las aplicaciones basadas en los sistemas operativos de Compaq queda totalmente garantizada tras la integración. Por su parte, fuentes cercanas a la asociación de usuarios de Compaq en España señalan desde la misma se han mostrado satisfechos con la operación puesto que confían en que “Intel dará continuidad a la Alpha y que su integración en Itanium supondrá una mejora en las prestaciones y una sustancial reducción en el precio”. Compaq amplía sus familias ProLiant y TaskSma ------------------------------------------------------------------- Compaq ha reafirmado su compromiso por continuar ofreciendo servidores basados en arquitecturas de 32 bits, ampliando su familia de servidores ProLiant con la incorporación de los modelos DL380 y ML370, que incluyen por primera vez la arquitectura de protección de memoria avanzada (Advanced Memory Protection Architecture) del fabricante. Amaia Monroy (Londres). Asimismo, el fabricante no olvida la necesidad de sus usuarios de poder adaptarse a los rápidos cambios de la industria, lo que ha llevado a Compaq a garantizar a los usuarios un ahorro de tiempo y esfuerzo a la hora de implementar y manejar su infraestructura de tecnología de la información. Tomando en cuenta esto, Compaq ha anunciado también los nuevos modelos de su familia de dispositivos servidores TaskSmart: el C-series, desarrollado para el almacenamiento de memoria caching de contenidos, y el W-series, diseñado para el alojamiento Web. La nueva generación de servidores ProLiant DL380 y ML370 llevará integrada la arquitectura Advanced Memory Protection Architecture -ofrece un mayor rendimiento en aplicaciones de misión crítica- y Online Redundant Spare Memory, que dotará a los clientes corporativos y proveedores de servicios de una mayor disponibilidad y mejores niveles de servicios para sus usuarios. Ambos servidores estarán a la venta a partir del próximo mes de julio, momento en el que se dará a conocer su precio. “De la integración de Alpha con Itanium nacerá el futuro estándar de misión crítica” Santiago Cortés, director general de Compaq en España ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ Compaq acaba de licenciar a Intel la tecnología de procesadores Alpha con el objetivo de integrarla en la plataforma Itanium de este último fabricante. La integración quedará completada a finales de 2004 pero, ¿qué ha llevado a Compaq a tomar la decisión de ceder Alpha, uno de los valores diferenciales de su oferta tras la compra de Digital? - El objetivo de este acuerdo es establecer y consolidar el futuro estándar de las arquitecturas de procesadores de sistemas de misión crítica y de alta disponibilidad. Continuar con el desarrollo de Alpha hubiera supuesto unos costes enormes en I+D lo que habría derivado en un notable incremento en el precio del producto. La tecnología de Alpha tiene unos niveles de prestaciones y funcionalidades muy potentes lo que la hace muy interesante para Intel a la vez que elimina un competidor del mercado. Esta unión asegura el futuro de la tecnología de 64 bits Alpha y la disponibilidad de sus valores diferenciales a través de Itanium. ¿Qué garantías de continuidad se ofrecen a los clientes actuales de Alpha? - La disponibilidad y compatibilidad de sus aplicaciones basadas en los sistemas operativos de Compaq Tru 64 Unix, Open VMS o NSK (heredado de Tandem) queda totalmente garantizada en la siguiente generación de Itanium así como la de los dispositivos de interconexión y de almacenamiento. Además, vamos a suministrar incluso, cluster mixtos de sistemas Alpha actuales o futuros y de la siguiente generación de Itanium, por lo que la transición va a ser muy sencilla, estamos hablando de que la próxima generación de Alpha va a ser Itanium. Tenemos experiencia definiendo arquitecturas en base a un procesador como muestra el liderazgo de Compaq con más del 34% del mercado de servidores estándares basados en Intel, una cifra que supera incluso la cuota conjunta del segundo y tercer competidor. Nuestro objetivo es consolidar Tru64 Unix como el sistema más potente para plataformas de misión crítica basadas en Itanium. Para Intel, que tiene totalmente acaparado el segmento de chips para PCs -controlando cerca del 90% del mismo- integrar Alpha puede suponer su consolidación en el mercado Unix

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers