Carlos Bustelo, Miembro del Consejo de Administración de Oracle Ibérica

"Internet está fomentando un proceso de dinamización de la estructura económica"

Nadie se podía imaginar hace dos años que un fenómeno llamado Internet, iba a convulsionar los cimientos de la sociedad. Sus efectos ya se han empezado a notar, pero también es cierto que su utilización e implantación en la sociedad no ha hecho más que empezar. Pero quizás una de las características más diferenciadoras, de esta ya conocida como la última gran revolución, es que su asentamiento y sus efectos en la sociedad se han producido en un muy reducido espacio de tiempo.

Según se asegura en un reciente estudio de la consultora Panos, la llegada del mundo Internet está motivando que exista una diferenciación cada vez más marcada entre países más y menos desarrollados, ¿cree que esta apreciación es correcta?

- La revolución tecnológica que estamos viviendo en la actualidad no está aumentando, de ninguna manera, las diferencias que ya existen entre países ricos y países pobres. Quizás sí puede aumentar el crecimiento y la economía de los países desarrollados. Pero, aquí me gustaría hacer hincapié en una de las características de esta nueva revolución, y es que está basada en la Red, algo que por su propia naturaleza se presupone como muy igualadora, abierta y democrática. Sin ir más lejos, en estos momentos, el mayor problema del gobierno chino es cómo poder censurar a los millones de ciudadanos que están conectados a Internet, ya que este medio les permite llevar a la práctica un concepto inexistente en su país: la libertad de información. Por ello, no entiendo por qué en determinados grupos catalogados como de "progresistas" existe esa especie de temor ante la globalización, la libertad de comercio, libertad de información de movimiento..

¿Es más se asegura que solamente en el barrio de Manhattan existen más líneas telefónicas que en todo el área del Sahara?

- Yo nunca he entendido esas comparaciones. Ni creo que a los habitantes del Sahara les interese mucho

De acuerdo, pero, según diversos estudios, también es cierto que esa llamada evolución hacia la globalización no es más que un paso más hacia la colonización

- En absoluto. Lo que sí se ha producido es un asombroso despegue del continente asiático. Aunque, también es cierto que están cambiando las reglas de la economía mundial. Y de lo que no cabe duda es que esas reglas están cambiando gracias a la revolución tecnológica. Por ejemplo, Taiwán, Indonesia, Malasia, etc.. disponen ahora de un potencial económico impensable si no se hubiera producido esta distribución de la información. Aunque, también es cierto que existen países que no arrancan en Africa, pero la única razón de que continúen en su actual situación es que sus estructuras y gobiernos son corruptos. Es decir, Internet no tiene nada que ver. Es algo, que me gustaría que quedará claro ya que sin ir mas lejos, en España existen grupos interesados en frenar lo que ya todo el mundo conoce como la globalización e internacionalización de la información. Bajo mi punto de vista, creo que es una postura reaccionaria.

Sí pero existe un aspecto que sí se podría identificar en alguna medida con "colonización", y es que toda esa cantidad ingente de información se transmite básicamente en un idioma: inglés

- Internet va a ser el elemento que impulse, por ejemplo, en España el dominio de la lengua inglesa, algo que requerirá un esfuerzo. Pero a pesar de eso yo no creo que nadie pierda su identificación con su lengua.

Eso lo puede pensar usted, pero no creo que sea algo con lo que se identifique la mayoría de la gente de, por ejemplo, habla hispana

- Sí es cierto que existen nacionalismos que conforman en alguna media la reacción tribal ante un miedo, bajo mi punto de vista, irracional a los espacios abiertos, a la competencia, al intercambio de ideas. Y eso siempre ha sido beneficioso para el hombre desde el principio de los tiempos.

Asumiendo ya la convivencia con el fenómeno Internet, ¿cree necesaria la intervención de los gobiernos en su regulación?

- No. Es un gran error. Existen facciones de la sociedad que alarmados ante la apertura que está significando, no solo la revolución tecnológica, sino la ideológica y política, pero sobre todo la tecnológica, con su consecuente incidencia en los precios de los productos, con lo cual existe la posibilidad de que se abandone la producción de materias primas, y se opte a la industria tecnológica. Una actividad que en EE.UU ha creado 10 millones de puestos de trabajo en los últimos 20 años. Por eso, yo creo que como a lo que nos estamos enfrentando es a un proceso de dinamización de la estructura económica, lo que hay que favorecer es la flexibilización de los sistemas económicos para adaptarse a esas nuevas indicaciones que nos dan los baremos de los precios. Por ello, sería una opción totalmente equivocada no aceptar el reto de la revolución tecnológica ni incorporarse a esa nueva ola. Por otra parte, es cierto que todo lo relativo a impuestos todavía está por resolver, así como el de tarifas, y todo lo referente a la propiedad intelectual. El otro gran miedo es el que proviene del símil "mayor tecnología=menos puestos de trabajo". Esto es un gran error, es más los países que más emplean la tecnología, que menos regulados tienen sus mercados, son también los que menos paro registran.

Pero es cierto, que a pesar de todas las bondades concedidas a Internet ¿la sociedad en general va a ver convulsionados sus cimientos?

- Pero es una consecuencia del proceso de democratización de la economía mundial.

¿La gran revolución de Internet vendrá de la mano de la estabilización de las transacciones financieras a través de Internet?

- Evidentemente el comercio electrónico ha contribuido a la penetración de Internet, según los últimos datos que poseo referentes a transacciones diarias en divisas, éstas representan 140 billones de pesetas. Esto ha cambiado radicalmente las relaciones entre países. Los mercados se han convertido en los grandes guardianes de la ortodoxia económica. Hace pocos años, los gobiernos podían cometer errores gravísimos en materia económica y sus efectos no eran palpables tres o cinco años después. En cambio, hoy un error de este tipo es castigado por los mercados. Lo cual ha obligado a todos los responsables de los diferentes gobiernos a tener un sumo cuidado en política económica.

Dejando un poco aparcados los condicionamientos sociales, ¿cuáles han sido los factores básicos que han propiciado la irrupción de Internet?

- Pues sin duda alguna, y teniendo en cuenta que la Red es algo que no es nuevo, el factor clave se sitúa en el ascenso imparable del desarrollo de software. Esto ha convertido a la Red en algo parecido a una gran plataforma universal, y además, al contrario de otras revoluciones que se han vivido como el ferrocarril, la máquina de vapor, o la del petróleo, transformaron igualmente la sociedad, pero con una diferencia importante, necesitaron un espacio de tiempo de aproximadamente 30 años para lograrlo, y además tardaba mucho tiempo en producir una caída de precios. Factor cuya consecuencia más importante es la democratización del producto ofrecido. En cambio en la actual revolución tecnológica, una de las consecuencias más importantes es que el proceso se ha acortado de forma importante, y sobre todo, se ha producido una caída de costes que lo hace accesible a la gran mayoría de la población.

¿Está queriendo decir que el ya famoso NC se va a convertir en un breve espacio de tiempo en un commodity, es decir algo parecido a un televisor?

- Es más, yo creo que la televisión será el NC, pero es un proceso que tardará aproximadamente cinco años en madurar.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers