BlackBerry BBX no despeja el futuro de RIM

Continúan las incógnitas sobre el nuevo sistema operativo móvil de la compañía

El reciente anuncio de BBX, la nueva plataforma móvil de RIM, podría haber sido el punto de inflexión en la mala racha que atraviesa la compañía. Pero, según los expertos, la presentación del sistema operativo móvil de próxima generación de RIM, que unifica el BlackBerry 7 de los smartphones y QNX, el sistema operativo para los tablets PlayBook, no ha servido para recuperar la confianza de los clientes en el futuro del fabricante, amenazado por una constante pérdida de posición competitiva en la empresa, su feudo tradicional, y su mala situación económica. De hecho, el anuncio de BBX ha sumado interrogantes a la errática trayectoria de desarrollos que la compañía está siguiendo. Y llega además solo unos días después de que el prestigio de RIM se viera seriamente comprometido por el grave fallo sufrido por el servicio de BlackBerry durante tres días del pasado mes de octubre. Las dimensiones del corte del servicio fue tal que el propio Mike Lazaridis, CEO de la compañía, se vio obligado a pedir disculpas a los usuarios, admitiendo que se trataba del fallo más grave ocurrido en los 12 años de vida de BlackBerry.
Aunque BBX ha sido presentado como la plataforma de nueva generación de RIM, la compañía no ha sido capaz de dar algunos detalles fundamentales sobre su nuevo sistema operativo. Nada ha dicho sobre la fecha prevista para su lanzamiento comercial, ni sobre si los actuales BlackBerry –y cuáles en caso afirmativo– serán actualizados a BBX, ni tampoco sobre cuáles serán los nuevos desarrollos que integrarán la nueva plataforma.
Para algunos analistas, estas incógnitas convierten el anuncio de BBX más en un simple intento por lanzar al mercado un mensaje de esperanza que un verdadero rearme tecnológico y comercial para recuperar posiciones en el mundo de los móviles.
Cuando BBX llegue finalmente representará sin duda un importante paso adelante para RIM, en la dirección seguida con anterioridad por iOS y Android hacia la unificación de sus distintos sistemas operativos móviles en una plataforma única para smartphones y tablets. El problema es que iOS 5 y el iPhone 4S ya están aquí, que Windows Phone 7.5 “Mango” también ya está aquí para smartphones, y que la disponibilidad del unificado Android “Ice Cream Sandwich” ya ha sido dada a conocer. Hay muchas opciones en el mercado y si RIM pierde demasiado tiempo en renovarse completamente la sangría de clientes que ya está sufriendo irá en aumento.

Pérdida de cuota
Este ha sido un muy mal año para RIM. La caída del servicio sufrida hace unas semanas solo ha sido la última mala noticia sobre el mundo de BlackBerry. La compañía está perdiendo progresivamente popularidad, especialmente en Norteamérica, donde, según Neilson, el 40% de los smartphones ya corren sobre Android, el 28% sobre iOS y solo un 19% sobre BlackBerry.
Las consecuencias económicas de este declive están siendo catastróficas. El pasado 16 de junio, RIM anunció despidos tras publicar las decepcionantes cifras del primer trimestre de su actual año fiscal. Asimismo, retrasó la aparición del PlayBook 4G y vaticinó un sombrío pronóstico para el segundo trimestre, que finalmente se cumplió. Los beneficios netos cayeron un 58,7% respecto al mismo período de 2010, reduciéndose a 238 millones de dólares.
Este negro panorama obliga a RIM a emprender una amplia remodelación de sus desarrollos y una rápida implementación comercial de BBX. Y como las desgracias nunca vienen solas, la firma tendrá que enfrentarse además a las acciones judiciales emprendidas por Basis International, que reclama la propiedad de la marca BBX.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes