Atos Origin desea mejorar

Sólo los altos ejecutivos, por los datos que manejan, son capaces de valorar si la compañía va bien, regular o mal, de acuerdo con el signo de las desviaciones respecto a las previsiones de objetivos a alcanzar. Con este criterio debo de entender que, al hacerse pública la destitución de Diego Pavía como director general de la filial española de Atos Origin –y haber gente con la que ha tratado profesionalmente dispuesta a corroborar que la causa ha sido los malos resultados de la compañía en España– es que las cuentas de resultados no estaban siguiendo la línea de crecimiento y consolidación que habían previsto, y esperaban, en la casa matriz de la compañía. Todo aparentemente coherente. Pero lo que no trasciende es si un profesional como Pavía, que tomó las riendas de la filial española en 2002 –con otro nombre– ha ido planteando, a lo largo de los años, necesidades imperiosas de cambios de rumbo; reorganizaciones internas; o gestionar los recursos de otra manera, para intentar hacer posible la consecución de los objetivos que se le exigían. Y ¿A partir de ahora? Desde ya, la filial española desea mejorar y ha puesto al frente de la compañía a Patrick Adiba que venía siendo uno de los vicepresidentes en la casa matriz. Sus ventajas respecto al anterior director general son importantes ya que, además de su facilidad de interlocución con los miembros de la cúpula de la compañía, no le costará gran trabajo conseguir aprobaciones o ayudas, al haberse comprobado que su negación al anterior responsable le lastraron su gestión en busca de mejores resultados. Mucho, y bien, tendrá que moverse el nuevo responsable de AO en España, no sólo para recuperar terreno perdido –intentando quemar etapas– sino, además, para fortalecer la imagen.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes