Antonio Alemán, director general de la unidad de negocio de empresas de Vodafone España: "Nuestro éxito pasa por demostrar que el teléfono móvil sirve para mucho más que para hablar"

Los últimos datos referentes a la evolución de la telefonía móvil frente a la fija dejan entrever el inicio de un nuevo escenario en el mundo de las comunicaciones. Un mundo en el que el protagonista absoluto es la movilidad. Una movilidad que ya no admite ningún tipo de restricción, ni de limitación.

Según indican los últimos estudios hechos públicos, el número de teléfonos móviles ya es superior al de fijos, ¿qué lectura de cara al futuro puede tener este indicador?
- Efectivamente, creo que esos datos relativos al número de líneas fijas y móviles de voz vienen a refrendar la tendencia y la evolución que va a experimentar el mercado de las comunicaciones. De hecho, en este momento no tiene ningún sentido la voz fija porque la voz móvil, además de ofrecer la misma o mayor funcionalidad, se sitúa en un precio similar a la fija.

¿Se puede llegar a afirmar, entonces, que la telefonía fija tiene los días contados?
- Lo que sí puedo afirmar con absoluta rotundidad es que la voz fija va a desaparecer. El tiempo que tardará en producirse es algo que no puedo prever con exactitud.

Esta paulatina y constante sustitución que se refleja en los estudios de evolución del mercado de la telefonía, ¿se podría relacionar con la convergencia que se augura de telefonía fija y la móvil?
- El planteamiento del concepto ‘convergencia’ como algo que relaciona a la telefonía fija y la móvil no es correcto. Lo que sí se va a producir de forma clara e irreversible es la sustitución del fijo por el móvil, ya que éste, sobre todo en el entorno corporativo de las pymes, ofrece no sólo una mayor funcionalidad que el fijo, sino que además de evitar inversiones en infraestructuras ofrece el mismo nivel de precios que la telefonía fija.

En ese incremento en el número de líneas móviles a nivel general, ¿podría especificar cuántas se han generado en el entorno empresarial?
- La evolución que en este sentido se está produciendo es general; es decir, afecta a todos los segmentos de la sociedad de igual manera. Estamos ante un movimiento imparable.

Teniendo en cuenta que Vodafone es el único operador que basa toda su estrategia en la movilidad y conociendo este movimiento, ¿podría evaluar el mercado potencial que se le presenta a su compañía para el futuro más cercano?
- En una primera fase, las cifras son realmente atractivas, según los diferentes análisis y estudios de mercado que hemos acometido en empresas de tamaño medio/pequeño. Un mercado potencial que no acaba ahí, ya que dentro de dos años, Vodafone podrá, perfectamente, asumir la sustitución de líneas fijas por móviles en cualquier empresa de este país, sea del tamaño que sea.

¿Podría especificar las ventajas y beneficios que le reporta a una empresa apostar por la movilidad?
- En primer lugar habría que diferenciar la parte de voz de la de datos. En la primera, cualquier usuario entiende perfectamente las ventajas de disponer de un único dispositivo que, además, ofrece mayor funcionalidad y todos los servicios necesarios. Y, desde el punto de vista de la propia organización, el beneficio se genera en el momento en el que ya no será necesario disponer de centralitas ni determinadas infraestructuras para soportar las comunicaciones basadas en telefonía fija, ya que con la telefonía móvil la infraestructura siempre es del operador. En lo referente a los datos, habría que analizar la capacidad que se requiera; es decir, en estos momentos hay un gran número de autónomos y de pymes que no disponen de ADSL, lo que supone que nuestra propuesta con HSDPA tiene grandes posibilidades de ofrecer una solución real a las diferentes problemáticas de transmisión de datos en un espectro de empresas muy significativo. Empresas, la mayoría de ellas, que están conectadas a Internet y disponen de e-mail; pero su reducido tamaño no les obliga a hacer una utilización masiva; y es en este segmento de organización donde nuestra propuesta HSDPA presenta un potencial de crecimiento muy positivo.

¿Y si ese cliente, con el paso del tiempo, requiere de una mayor utilización de Internet la cual no puede ser satisfecha con HSDPA?
- Muy sencillo, le instalamos líneas ADSL, y en cada caso estudiamos las posibilidades para que el cliente quede completamente satisfecho.

Ahondando en el campo de las comunicaciones, ¿qué mercado sería el que soportará la tecnología de VoIP?
- Desde mi punto de vista, la VoIP ha sido un concepto tecnológicamente muy evolucionado que ha “enganchado” a muchos; pero la VoIP, no hay que olvidarlo, tiene unas limitaciones enormes, ya que, efectivamente es gratis, siempre y cuando no se tenga que invertir en la infraestructura necesaria para soportarla y siempre, y cuando la comunicación sea dentro de la misma empresa. En el momento en el que no se cumplan estos requisitos, la VoIP deja de ser esa anunciada panacea. En este sentido, ya existen clientes de grandes corporaciones que están empezando a plantear la sustitución de la red fija por la móvil sin contemplar en ningún momento la VoIP. La razón es que cuando se analizan en profundidad los costes asociados, la viabilidad de la VoIP se desvanece.

Este panorama presenta una oferta múltiple tanto de suministradores como de tecnologías, ¿cuál sería el valor diferencial de Vodafone en este contexto de la movilidad?
- Muy sencillo, que hace ya más de 20 años Vodafone apostó por la movilidad y que no tenemos compromiso con ningún tipo de tecnología; por tanto, su independencia. Nuestro único compromiso pasa por ofrecerle a nuestros clientes el proyecto de movilidad que mejor se adapte a sus necesidades. Me explico, no disponemos ni de mercados cautivos, ni de tecnologías que puedan solaparse unas a otras. En este contexto, nuestro diferencial es la forma en la que basamos nuestra relación con los clientes. No se trata de solucionarle únicamente su problemática de comunicaciones: nuestro reto es entender su negocio de forma global y, de esta forma, poder desarrollarle un proyecto que, utilizando las tecnologías móviles, impacte de forma positiva en su cuenta de resultados.

Uno de los puntales de la estrategia de Vodafone se sitúa en las aplicaciones, ¿cómo está evolucionando esta oferta?
- Desde el punto de vista de aplicaciones disponemos de diferentes categorías. En primer lugar, todo lo relativo a comunicaciones con clientes o con ciudadanos, y aquí nuestras aplicaciones se basan en emisión masiva de SMS. Un servicio que ya está siendo utilizado por diferentes ayuntamientos y grandes empresas como Bankinter, Santander... hasta un total que se podría situar en el entorno de los mil clientes. Sin duda alguna, este tipo de aplicación es absolutamente diferencial no por la tecnología, que está basada en SMS, sino por la necesidad de disponer de un servidor capaz de redireccionar los miles de mensajes. Asimismo, disponemos de aplicaciones de gestión de fuerzas de ventas, control de transporte...

Ha citado los ayuntamientos como clientes de Vodafone en el uso de aplicaciones, ¿está la Administración Pública entendiendo esta tecnología como una forma de mejorar las relaciones con los ciudadanos?
- Sin duda alguna, es una de las claves. Hay que entender que todos l

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers