Aló quiere vender su negocio y deslindarse de RSL Com

La operadora española de telecomunicaciones Aló quiere vender su negocio y separarse definitivamente de su matriz, RSL COM. Parece ser que la compañía ya ha entablado conversaciones con compañías como Dragados o Isolux, aunque según fuentes cercanas a la operación, podría estar barajando otras opciones entre las que se encuentra la adquisición de la compañía por sus propios directivos o MBO.

Los motivos que han llevado a Aló a tomar la decisión de poner en venta la compañía todavía no han sido hecho públicos por la organización. Aló Comunicaciones arrastra unas pérdidas que ascienden a 21.000 millones de pesetas aunque, según sus directivos, facturó 8.400 millones de pesetas en el 2000 lo que supone doblar los resultados del ejercicio anterior. A pesar de las pérdidas Aló es una compañía atractiva ya que cuenta con un tendido de fibra óptica de 3.460 kilómetros en España y con redes locales en 15 ciudades españolas. La operadora ganó una licencia de telefonía local inalámbrica el pasado mes de marzo.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers